Mecanizados de plástico: conoce el proceso y sus ventajas frente al metal

  1. Inicio
  2. /
  3. Blog de decoletaje y mecanizados
  4. /
  5. Mecanizados de plástico: conoce el proceso y sus ventajas frente al metal

 

El procedimiento de mecanizar plásticos, juega un papel relevante en la industria por motivos técnicos y económicos. Por eso, es importante conocer cuál es la diferencia entre el mecanizado de piezas de plástico y el de metal, ya que así podrás saber cuál es el más apropiado al momento de elegir alguno de los dos.

Por tal motivo, a continuación, te mostraremos un poco más sobre él, cuál es su proceso y definiremos sus ventajas frente al uso del metal.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el mecanizado de plásticos y de metal?

 

  • El plástico tiene propiedades mecánicas susceptibles las cuales dependen de las partículas, al igual que de la unión y de la estructura molecular que crean entre sí.
  • El plástico cuenta con menos rigidez, pero su elasticidad es mucho mayor.
  • Cuenta con mayor estabilidad dimensional.
  • Su coeficiente de dilatación térmica es 20 veces mayor frente al de los metales.
  • El plástico tiende a disipar menos calor.

¿Cuáles son las ventajas de mecanizar plásticos frente al metal?

A continuación, se muestran las principales ventajas de mecanizar plásticos frente al metal que son de suma importancia al momento de trabajar con este tipo de material:

  1. Tiene baja densidad.
  2. Es muy resistente a la corrosión.
  3. Tiende a absorber mejor los ruidos y las vibraciones.
  4. Cuenta con buena resistencia química y permeabilidad.
  5. Es de bajo costo.

¿Cuál es el proceso de mecanizado de piezas de plásticos?

El proceso de mecanizado de plástico se lleva a cabo usando fresadoras, tornos y algunos procedimientos sustractivos que son manejados a través del ordenador. Se comienza con un ladrillo sólido de plástico al que se le da forma quitando el material por medio de mandrinado, taladrado, esmerilado y corte.

En este procedimiento el material se va retirando por medio de un instrumento de hilado como lo son los tornos o las fresadoras. Ahora bien, el primer paso se trata de realizar la configuración de trabajo en la que se establecen las trayectorias de las herramientas.

Ellas son las que se encargan de mover los instrumentos de corte, definir las velocidades y algún cambio de la herramienta. Luego, las trayectorias se remiten a la máquina y se inicia la sustracción del material que, dependiendo de la forma de la pieza, quizás se deba colocar en una posición distinta para que la herramienta tenga acceso a otras áreas. Una vez que la pieza esté lista se procede a limpiarla, quitar la barba y recortarla.

El mecanizado de plástico es adecuado cuando se requieren piezas de gran volumen y en donde la geometría es complicada de modelar. Comúnmente se utiliza para la fabricación de prototipos, engranajes, bujes y poleas.

Asimismo, en este procedimiento el precio por pieza incrementa dependiendo de la complejidad de esta. Los pasajes, cortes y procesos en diversas caras tienden a aumentar su valor.

¿Qué plásticos se pueden utilizar?

Pueden utilizarse diversos plásticos duros, con ciertas modificaciones en la dificultad. También, es posible usar plásticos termoestables más suaves, pero usando instrumentos especiales que ayuden a sostener las partes mientras ocurre el mecanizado. También están los plásticos rellenos, aunque estos tienden a ser más corrosivos por lo que la vida útil del instrumento de corte puede disminuir.

Entre los plásticos más usados destacan: acrílico, policarbonato, polietileno, policarbonato, nylon de poliamida, poliéster éter cetona, cloruro de polivinilo, entre otros.