¿Qué son los procesos industriales?

Los procesos industriales son una serie de operaciones que se encargan de transformar materia prima en productos terminados. Estos comprenden pasos químicos así como físicos y mecánicos para lograr la fabricación de productos o bienes a utilizar por la sociedad.

La intención es lograr que en la cadena de producción se aprovechen de manera eficiente los recursos naturales. Y a su vez se conviertan en herramientas o materiales de provecho para sus usuarios mejorando con ello su calidad de vida.

En resumen, son un conjunto de operaciones planteadas para la preparación así como transformación y logística de productos básicos en la industria. En ellos se utilizan distintos métodos operacionales para acondicionar y preparar la materia prima. A modo de que luego sea transformada en un producto terminado.

Características de los procesos industriales

Para que los procesos industriales puedan ser calificados como tal deben cumplir con ciertas características que soporten dicha operación. Y estas son los siguientes:

  • Acondicionan la materia prima.
  • Procesan la materia prima para fabricar productos finales.
  • Transforman la materia prima con el propósito de recibir beneficios económicos.
  • Ofrecen beneficios al consumidor de los productos y son capaces de facilitar labores esenciales de la vida cotidiana.
  • Atienden y se ocupan de necesidades que puedan surgir en la sociedad.

Etapas de un proceso industrial

Los procesos industriales comprenden una serie de etapas. Las cuales todas representan pasos importantes para lograr una intervención decisiva hasta lograr el objetivo, que es obtener el producto. Y por supuesto, cumplir con las necesidades y requerimientos del usuario:

  • Etapa de análisis y acopio: En esta etapa la materia prima se reúne para posteriormente llevarlas a manufactura. Un factor clave en esta etapa para cualquier empresa es conseguir una gran cantidad de materia prima a costos muy accesibles. Además, aquí se asumen costes de logística y almacén y por supuesto la descomposición de la materia prima.
  • Etapa de producción y síntesis: Es aquí cuando se transforma la materia prima mediante maquinarias y métodos para ello. Es necesario cumplir con los estándares de calidad determinados por regulaciones y normativas.
  • Etapa de Procesamiento y Acondicionamiento: Comprendida como la etapa final del proceso industrial. En ella se adecúa el producto para fines productivos y comerciales. Para lograr con éxito esta etapa, se debe considerar elementos fundamentales como la logística y el almacenaje, así como elementos intangibles relacionados con la demanda del producto.

Tipos de proceso industrial

Entre los tipos de procesos industriales de mayor relevancia para las corporaciones se tienen:

  • Proceso de producción bajo pedido: Suele ser un pedido diferente cada vez o por proyecto. Por lo general son productos de gran tamaño o para ser utilizados con fines muy específicos.
  • Producción continua: La línea de producción es constante o no cesa. Dependen además de la tecnología para facilitar los procesos.
  • Producción por lotes: La manufactura se ejecuta a través del uso de moldes y plantillas procesando así muchos productos similares.
  • Producción en masa: Este se efectúa por el montaje de componentes productivos y de descanso. Siguen pasos muy delimitados e individualizados y por lo general casi todo es automatizado.

Automatización de procesos industriales

Cuando se habla de la automatización de procesos industriales, se determina que es la aplicación de tecnologías de maquinarias y dispositivos, de manera que trabajen con autonomía en ciertas actividades de los procesos industriales.

Esto puede ser aplicado a software y bases de datos, así como transmisores de campo o sistemas de control y sensores. ¡Entre muchas otras aplicaciones!

En líneas generales, la automatización de este tipo de procesos permite limitar la incorporación de la acción humana. Sin duda alguna, este es un avance bastante significativo pues añade mayor seguridad, así como eficiencia a trabajos que antes eran dependientes de la presencia de un equipo de operarios.